F1, LE MANS Y DAKAR: JACKY ICKX, MUCHO ANTES QUE ALONSO


Una leyenda.
Que ganó en Fórmula 1 con Ferrari.
Que conquistó las 24 Horas de Le Mans.
Que fue dos veces campeón mundial.
Que se enamoró del Rally Dakar.
Y que no es Fernando Alonso, que también cumple esas condiciones.
Redescubran a Jacques Bernard "Jacky" Ickx, uno de los pilotos más versátilmente exitosos de la historia del automovilismo.

Dos años vertiginosos

El sábado 5 de agosto de 1967,  el día previo al Grand Prix de Alemania en el Nurburgring, produjo más sorpresas de lo habitual en una jornada clasificatoria. Que Jim Clark y su Lotus 49 (8m04s1) le sacaran ¡9 segundos! al escolta, Denis Hulme con un Brabham BT24 (8m13s5) fue asombroso. Que el tercero fuera un jovencito belga de 22 años, Jacky Ickx, con un Matra de Fórmula 2 (8m14s), con 200 HP menos que los dos primeros, también lo fue. 

Once meses después, el 7 de julio de 1968, la lluvia comenzó a caer minutos antes de la largada del Grand Prix de Francia, en Rouen. Muchos pilotos eligieron partir con cubiertas intermedias, pero Ickx (campeón de Fórmula 2 en el '67, ya era piloto de Ferrari y disputaba su sexta carrera de Fórmula 1) prefirió las full wets. Ganó por casi dos minutos de ventaja sobre el campeón mundial de 1964 John Surtees. (Fue el primero de sus ocho triunfos en la máxima categoría, el último en 1972). 

Once meses más tarde, en junio de 1969, a bordo de un Ford GT40 y tras un último stint infartante, Ickx conquistó un increíble triunfo en las 24 Horas de Le Mans, por apenas un puñado de segundos sobre el Porsche 908 de Hans Herrmann (Fue la primera de sus seis victorias en el clásico francés, la última en 1982). 

Cuatro meses más tarde, el 19 de octubre, se aseguraba el subcampeonato mundial de Fórmula 1, detrás de Jackie Stewart... Dos años vertiginosos en la carrera de un un auténtico astro no siempre considerado como tal.

"El talento de este joven piloto está realmente en ascenso", opinaba Louis Stanley, el jefe de la escudería BRM. "La falta la imperturbabilidad de Graham Hill o la consistencia de Stewart, pero es un 'natural' con confianza suprema y un tratamiento agresivo a cualquiera oposición. Si puede diferenciar entre audacia e imprudencia, controlarse a sí mismo y a su máquina cuando las presiones crezcan, el belga tiene futuro de campeón mundial".

Larga duración, esfuerzo extremo


No lo fue en Fórmula 1 -pese a correr con marcas como Ferrari, Brabham, McLaren, Lotus o Williamspero sí en Endurance

Después de manejar para Ford, Ferrari, Matra, Alfa Romeo y Gulf-Mirage en coches sport, su alianza con Porsche entre 1976 y 1985 produjo cuatro triunfos en Le Mans y los títulos mundiales de la categoría en 1982 y 1983. Pero para entonces, ya había encontrado un nuevo amor...

En la cena de Año Nuevo de 1979 descubrió, a través de la TV, una aventura que estaba naciendo. Un grupo de intrépidos alentados por el visionario Thierry Sabine partían desde París rumbo a la capital del Senegal. Algo había ahí, algo desconocido que atraía mucho...

Poco antes, Ickx había corrido su última carrera de F-1, el GP de Estados Unidos. El primer día de 1981, quince meses después de aquella última incursión en la máxima disciplina, lo vio largar su primer París-Dakar, a bordo de un Citroen CX2400, llevando como navegante a un amigo, el actor francés Claude Brasseur. En 1982 probó con un Mercedes Clase G, más resistente, y en 1983, el primer año en el que el Dakar pisó el Desierto de Teneré, cuando todavía se navegaba con brújula y compás y el GPS era aun un sueño, consiguió con ese mismo auto un triunfo que representa un mojón histórico. Entre su último triunfo en Le Mans y su conquista en África solo habían transcurrido seis meses

¡Qué año aquel de 1983! Ickx lo abrió con el dulce sabor del Lac Rosé y lo clausuró con su segundo título mundial de Endurance

Conquistado por África


"Mi carrera tuvo un antes y un después. El punto de inflexión fue la París-Dakar", aseguró hace unos años Ickx, definitivamente entregado al África. Su actual mujer es una cantante de Burundi, Khadja Nin (foto), con quien pasa la mayor parte tiempo del año en un un pueblo de Mali, a orillas del Río Níger, en una casa que mandó construir especialmente.


"Creo que mi descubrimiento de África es la parte más interesante de mi existencia", reveló en 2017 en una entrevista en la web oficial del organizador de las 24 Horas de Le Mans. "África te desnuda. Te pone en tu lugar. Cuando te vuelves un poco introspectivo y realista, ocupas en esta Tierra un lugar muy diferente del que creías ocupar antes. A través de situaciones desafiantes como las que viví en Africa que uno se descubre a sí mismo, no cuando las cosas son sencilla. Correr en África no tiene término medio: lo amas o lo odias. En una carrera como el Dakar uno no puede hacer trampa".

Arrastró a Porsche al Dakar y transformó la carrera para siempre: hasta allí, el rally era solo una experiencia amateur. Se puede afirmar que Ickx impulsó la cara profesionalizada del Dakar. Con uno de los autos fabricados en Stuttgart llegó segundo en la edición de 1986, en la que su amigo Sabine perdió la vida. Luego, con Peugeot fue protagonista de la extraña definición de 1989, cuando el director deportivo del equipo, Jean Todt (hoy titular de la FIA), arrojó una moneda al aire para decidir quien de sus pilotos ganaría el rally... ganó Ari Vatanen y perdió Ickx.

Completó su último Dakar en 2000, corriendo en pareja con su hija Vanina (que llegó a manejar en el DTM) y llegaron en el 18° lugar, con una Toyota... la misma marca para la que Alonso correrá el nuevo Dakar árabe en 2020. En total, Ickx tomó parte de14 ediciones del rally más extenuante del mundo, ganando una vez, siendo segundo en dos ocasiones y Top-10 en  otras cuatro (1982, 1984, 1990 y 1992).

Después de dejar de correr, en 1992, se involucró en la organización del Dakar junto al padre de Thierry Sabine hasta que éste vendió la carrera al organizador actual, la Amaury Sport Organisation (A.S.O.)

Ganó en Fórmula 1, en Le Mans pero si le preguntan qué carrera lo satisfizo más, no lo duda. 

El Dakar.



Consejos para Alonso


"Tendrá que aprender. Hay que tener las reacciones correctas en el desierto a la hora de cruzar las dunas, ascender, descender... Tendrá que quedarse atrapado y sufrir para salir para aprender cómo hacerlo. Pero en un año, si hace suficientes test, sabrá resolverlo. Estoy totalmente seguro de que no tendrá problemas, pero necesita experiencia.  No necesita consejos. Y además, en el entorno de Toyota tiene a Al-Attiyah. Alonso no tendrá un mejor consejero en rally raid, mucho mejor que llamarme a mí. Puede ganar el Dakar, ¿por qué no? Pero no el primer año. Eso sería un milagro..." 
(Diario Marca, 20 de junio de 2019)

  • Fueron 20 los pilotos que tras correr en Fórmula 1 compitieron en el Dakar; la mayoría de ellos, lógicamente, fueron franceses.
  • Solo otro de ellos, además de Ickx, logró triunfar: Jean-Louis Schlesser, vencedor en 1999 y 2000, aunque su "campaña" en F-1 fue efímera. Corrió una sola carrera allí, el GP de Italia de 1988, y su actuación fue decisiva para que McLaren no ganara todos los Grands Prix de aquel año...
  • Dos de esos 20 pilotos son latinoamericanos: el chileno Eliseo Salazar (en 2009 y 2011) y el argentino Norberto Fontana (en 2011 y 2012).
  • La lista completa es la siguiente: Jacky Ickx, Jean-Louis Schlesser, Henri Pescarolo, Jean-Pierre Jabouille, Patrick Gaillard, Jean-Pierre Jarier, Philippe Alliot, Jacques Laffite, Patrick Tambay, Paul Belmondo, Maurice Trintignant, Francois Migault, Jochen Mass, Hans Heyer, Jan Lammers, Alex Caffi, Vic Elford, Ukyo Katayama, Eliseo Salazar y Norberto Fontana.


Publicar un comentario

0 Comentarios