2006, EL ULTIMO TITULO DE ALONSO: "EL JUEGO LIMPIO VA POR DELANTE DE TODO EN EL DEPORTE"


El 22 de octubre de 2006, cuando Fernando Alonso logró su bicampeonato, yo era el editor general de la sección Deportes del diario para el cual trabajaba entonces. Las complicaciones profesionales de aquel día me impedían escribir una nota extensa sobre la consagración, teniendo en cuenta, además, que no había viajado a Interlagos a cubrir el Grand Prix de Brasil y que no podía profundizar los temas ideales como para escribir un texto. Pero visto en perspectiva, el texto que edité (antes de dedicarme a los temas futbolísticos de la jornada y al cierre en término del suplemento deportivo) refleja aquel momento de inflexión: el segundo título de Alonso, que nunca creímos que iba a ser el último, y la que parecía ser la última carrera de Michael Schumacher, algo que todo el mundillo en la F-1 creyó sin albergar la más mínima duda. Esta que sigue a continuación es una edición de aquella edición, con frases que leídas hoy son absolutamente asombrosas, como el subliminal mensaje de despedida del español al alemán. El texto final, el desmenuzamiento del campeonato, tiene todo el aroma de haber sido preparado un par de días antes, no en ese domingo atareado...

El Majo Vestido


"Fue un honor para mí haber ganado los títulos en sus dos últimas temporadas como piloto de Fórmula 1. Ganar títulos con él en la pista tiene doble mérito.” Fernando Alonso se sacó el sombrero para despedir a Michael Schumacher. El nuevo bicampeón de la Fórmula 1 despidió así el siete veces monarca, que ayer corrió su 250º y último Grand Prix. El segundo puesto del español valió mucho más que la cuarta posición final del alemán. “Aprendí una lección muy importante –señaló Alonso–, y es que el juego limpio y la educación van por delante de todo en el deporte, y más en la Fórmula 1”, apuntó el español, que ayer disputó su última competencia con el equipo Renault, que ganó el Campeonato de Constructores, y al que deja para pasar a McLaren.

“Fue muy especial. Teníamos una carrera por delante para ganar, pero había que rematarla. Se ha hecho justicia. El tiempo pone a cada uno en su sitio. Pese a las decisiones que han tomado esta temporada en contra de nosotros, nos mantuvimos unidos hasta el final”, agregó el bicampeón.

“Hicimos una última parte del campeonato muy buena, en la que hemos sumado 26 de los 30 puntos posibles. Y eso bastó para ganar los dos campeonatos”, agregó. “Hemos tenido momentos altos y bajos, pero el equipo nunca olvidó cuál era el objetivo. Mis mejores recuerdos del año están en mi primera victoria en el Grand Prix de España y en el día de hoy (por ayer), celebrando los títulos con todos los mecánicos. Ahora tenemos que disfrutar lo que hemos hecho”, dijo.

(...)

“Durante todo el año hemos tenido que luchar con Ferrari –declaró el italiano Flavio Briatore, director general del equipo Renault–. Fue un año muy difícil, de subidas y bajadas en nuestro equipo. Pero nunca nos rendimos y por eso somos los campeones. En resumen, nosotros hemos cometido menos errores que nuestros rivales y Fernando cometió menos errores que el resto”, agregó.

La sentencia que Schumi no cumplió


No ganó el título de pilotos y tampoco pudo darle a Ferrari el de marcas, pero Michael Schumacher se despidió ayer de la Fórmula 1 con una espectacular carrera que hizo honor a sus muchos años de títulos y victorias. Dijo adiós como un campeón. “Aquí termina mi carrera como piloto de Fórmula 1. Obviamente es un momento especial para mí. Ha sido un honor compartir mi vida con gente fantástica, especialmente la gente de Ferrari.” Atrás deja siete títulos mundiales, 91 triunfos en 250 carreras, 68 pole-positions, 1364 puntos, 73 records de vuelta y otro sinfín de marcas.

La cara de Schumacher al bajarse de su máquina no reflejaba las cientos de sensaciones que se agolpaban en su cabeza. No era el adiós que había soñado, pero se marchó satisfecho consigo mismo, porque lo había dado todo en la pista, como en sus 16 temporadas en la Fórmula 1.

Había largado décimo: estaba séptimo en el giro 8 cuando, al superar a Giancarlo Fisichella, sufrió una pinchadura en la goma trasera izquierda que lo mandó a los boxes.

“¿La pinchadura? No me di cuenta de que pasaba algo hasta que me llamaron por radio para decírmelo”, explicó. “En cuanto me enteré –contó a su vez Alonso–, bajé las revoluciones del motor porque ya no tenía que forzar el ritmo.”

Cuando salió de boxes, el líder de la carrera, el brasileño Felipe Massa, estaba a punto de sacarle un giro. Desde allí recuperó a fondo, marcando el record de vuelta a un giro del final, hasta terminar cuarto a sólo 24 segundos del ganador Massa.

“Fue una carrera caótica; ésa es la mejor palabra para definirla. Tenía un auto muy rápido y, para ser honrados, con una velocidad suficiente como para sacarles una vuelta a todos”, dijo el alemán.

El campeonato, carrera a carrera


12 de marzo, GP de Bahrein
Alonso gana y baila sobre su Renault. Schumacher, tras una mala campaña en el 2005, confirma su “regreso” con el segundo puesto. El Mundial parece más peleado que en el 2005.
Alonso: 10
Schumacher: 8

19 de marzo, GP de Malasia
De nuevo ventaja de Alonso, que termina segundo detrás de su coequiper Fisichella. Schumacher, tras un cambio de motor, larga retrasado y sólo puede ser sexto.
Alonso: 18
Schumacher: 11

2 de abril, GP de Australia
Alonso vuelve a ganar, Schumacher se despista y se estrella contra un muro. La diferencia crece y Ferrari parece fuera de la pelea.
Alonso: 28
Schumacher: 11

23 de abril, GP de San Marino
Ferrari reacciona y Schumacher gana una carrera como local. Sin embargo, Alonso llega segundo y sólo pierde dos puntos.
Alonso: 36
Schumacher: 21

7 de mayo, GP de Europa
Segunda victoria consecutiva de Schumacher en una carrera táctica en la que llega delante de Alonso en Nurburgring.
Alonso: 44
Schumacher: 31

14 de mayo, GP de España
Ahora la reacción es de Renault y Alonso triunfa delante de su público. Schumacher minimiza los daños al terminar en la segunda posición.
Alonso: 54
Schumacher: 39

28 de mayo, GP de Mónaco
Schumacher ensucia la clasificación y lo penalizan: larga desde el último lugar y sólo puede remontar hasta el quinto puesto. Alonso gana cómodo.
Alonso: 64
Schumacher: 43

11 de junio, GP de Inglaterra
La carrera inglesa sigue el patrón de la temporada: Alonso primero, Schumacher segundo, la brecha se estira.
Alonso: 74
Schumacher: 51

25 de junio, GP de Canadá
Cuarta victoria consecutiva de Alonso, que estira a 25 la ventaja sobre el alemán, que vuelve a terminar segundo.
Alonso: 84
Schumacher: 59

2 de julio, GP de EE.UU.
Comienza a darse vuelta el Mundial: vence Schumacher, las gomas Bridgestone hacen diferencia, Alonso sólo termina en quinto lugar.
Alonso: 88
Schumacher: 69

16 de julio, GP de Francia
Schumacher vuelve a ganar, logrando su octava victoria en el circuito de Magny-Coeurs, pero Alonso hace mejor papel que en Indianápolis y termina segundo.
Alonso: 96
Schumacher: 79

30 de julio, GP de Alemania
Schumacher consigue su tercera victoria consecutiva y Alonso, otra vez con problemas de cubiertas, sólo puede ser quinto. La ventaja se derrite.
Alonso: 100
Schumacher: 89

6 de agosto, GP de Hungría
Puro dramatismo: una tuerca mal apretada obliga a abandonar a Alonso. Pero Schumacher se toca con Heidfeld en la penúltima vuelta y sólo suma un punto.
Alonso: 100
Schumacher: 90

27 de agosto, GP de Turquía
Por primera vez desde Canadá, Alonso, segundo, termina por delante de Schumacher, que es tercero a causa de un error en el box Ferrari.
Alonso: 108
Schumacher: 96

10 de septiembre, GP de Italia
Schumacher gana y anuncia su retiro. Alonso, sancionado injustamente en clasificación, rompe el motor queriendo recuperar posiciones.
Alonso: 108
Schumacher: 106

1º de octubre, GP de China
Renault trabaja mal en boxes y Alonso pierde una victoria segura: termina segundo detrás de... ¡Schumacher! El campeonato está empatado.
Schumacher: 116
Alonso: 116

8 de octubre, GP de Japón
La Ferrari escapa en punta pero el motor se rompe por primera vez en seis años. Alonso consigue una victoria impensada y una ventaja crucial.
Alonso: 126
Schumacher: 116

22 de octubre, GP de Brasil
Un problema en la bomba de nafta en clasificación y una pinchadura en carrera retrasan a Schumacher hasta el cuarto lugar. Alonso, segundo, es campeón.
Alonso: 134
Schumacher: 121


Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Pero en la Temporada '08, Renault y Alonso, se "olvidaron" del Juego Limpio...

    ResponderEliminar